EQUINÁCEA, AUMENTA TU SISTEMA INMUNOLÓGICO

Equinacea, mejora tu sistema inmunitario

 

La equinácea es una de las plantas medicinales que más se utilizan para impulsar el  sistema inmunológico y aumentar las defensas de nuestro cuerpo de manera natural.

Existen diferentes especies de esta planta, aunque no todas son aptas para el consumo humano. De entre todas ellas se ha comprobado que la más efectiva es la Equinácea Purpúrea.

Su aspecto nos recuerda a una “gran” margarita, pues puede llegar a tener un metro de altura. Sus hojas son de un bonito color púrpura, tal y como indica su nombre científico.

Proviene de América del Norte donde ya era utilizada por los indígenas desde hace varios siglos. Sus usos iniciales fueron como desinfectante y analgésico para tratar las heridas.

La parte más utilizada de la planta para usos terapéuticos son las raíces, que son de color negro, aunque realmente se puede llegar a utilizar toda la planta (flores, hojas, semillas,…)

PROPIEDADES DE LA EQUINÁCEA

Son muchas las propiedades de la equinácea. Entre ellas destacamos las siguientes:

  • Inmunoestimulante. Estimula y fortalece las defensas de nuestro sistema inmunitario.
  • Antibiótico natural. Utilizado para el tratamiento de infecciones provocadas por bacterias.
  • Antivírico. Nos ayuda a luchar contra los virus, como por ejemplo la gripe.
  • Antiinflamatoria. Alivia los dolores musculares.
  • Cicatrizante y regeneradora de la piel.
  • Fungicida y desinfectante.
  • Sedante. Regula el sistema nervioso.

USOS DE LA EQUINÁCEA

El uso de la equinácea puede ser tanto preventivo, fundamentalmente en enfermedades del aparato respiratorio (resfriados, gripes, alergias, …), como curativo ya que una vez que hemos cogido la enfermedad nos ayuda a paliar los síntomas. 

Entre los usos más comunes de esta planta medicinal destacamos:

  • Para las enfermedades respiratorias. Dadas sus propiedades antivirales y antibacterianas nos ayuda a: disminuir la fiebre, el dolor de garganta, la mucosidad y la tos, mejora los síntomas de la gripe, faringitis, laringitis, alivia o reduce los síntomas de las alergias (picores, estornudos, malestar general),…
  • Para evitar enfermedades infecciosas y para prevenir contagios: infecciones vaginales, del sistema urinario, del oído, herpes, …
  • En las enfermedades de la piel, dado su alto poder cicatrizante y regenerador. Se utiliza para el  tratamiento de heridas, llagas, eczemas, quemaduras y otros tipo de afecciones de la piel, favoreciendo la cicatrización y evitando posibles infecciones.
  • Enfermedades digestivas. Favorece la digestión.

CÓMO TOMAR LA EQUINÁCEA

  • en gotas, es decir en tintura, donde se obtiene el extracto de la planta a base de maceración en alcohol.
  • en pastillas, donde se ingiere directamente el extracto seco de la  planta.
  • en infusión, efectivo en casos de síntomas de alergias, resfriados, tos, … Para ello tomar una cucharadita por taza de agua.
  • vía tópica. Para el tratamiento sobre la piel aplicar las gotas diluidas en agua para desinfectar heridas, llagas, quemaduras,…

PRECAUCIONES DE LA EQUINÁCEA

  • No es aconsejable tomarla más de 2 meses seguidos, pues podría perder su efectividad. En tu farmacia, herbolario o comercio especializado podrán asesorarte en la dosis indicada.
  • No utilizar en casos de embarazo o lactancia.
  • En niños menores de 12 años puede provocar reacciones alérgicas.
  • No suministrar junto al café o té.

Si os ha gustado esta publicación y creéis que puede ser interesante para vuestros conocidos os animamos a compartirla. ¡Muchas gracias a todos por seguirnos!

 

equinácea

Anuncios