BOLDO, ¿LIMPIAMOS EL HÍGADO?

BOLDO, LA MEJOR PLANTA MEDICINAL PARA LIMPIAR EL HÍGADO

 

mejor-vivir-mejor-boldo-limpieza-higado

 

Hoy le toca el turno a una planta medicinal llamada boldo, posiblemente la mejor forma natural para limpiar nuestro hígado, la más grandes de nuestras vísceras y que cumple funciones muy importantes en el organismo (como la producción de la bilis, necesaria para la digestión de los alimentos; la desintoxicación de la sangre; almacena sustancias como vitaminas y glucosa para el buen funcionamiento de nuestras defensas,…)

Además del hígado, el boldo también se emplea en el tratamiento natural de enfermedades de la vesícula biliar.

El boldo es un árbol de unos 15 m de altura y que crece de manera silvestre en algunos países de América del Sur, donde es también conocido con el nombre de “limoncillo”.  Se utilizan fundamentalmente sus hojas con fines medicinales, ya que contienen una sustancia llamada “boldina” que es la que estimula las funciones hepáticas.

Las propiedades del boldo son las siguientes:

  • Aumenta la producción de bilis y favorece su expulsión
  • Evita la formación de cálculos biliares y piedras en la vesícula
  • Es diurético, aumenta la cantidad de orina eliminada
  • Tiene propiedades digestivas: estimula el apetito, ayuda tanto en digestiones débiles como en digestiones pesadas, alivia la gastritis, el estreñimiento, la flatulencia,…
  • Reduce el colesterol
  • Aumenta nuestro sistema inmunitario
  • Nos ayuda a conciliar el sueño, ya que también actúa sobre el sistema nervioso

¿Cómo se debe tomar el boldo?

La mejor forma de tomarlo es en infusión. Para ello colocar media cucharadita de hojas de boldo en agua hirviendo y esperar 5 minutos. También podéis adquirir en el mercado las infusiones que ya vienen preparadas para su uso.

En el caso de realizar algún tipo de tratamiento, siempre supervisado bajo un especialista, tener en cuenta que nunca se debe superar su consumo más de un mes, pues puede llegar a ser tóxico.

Precauciones

Finalmente queremos indicar que hay que evitar la ingestión del boldo en mujeres embarazadas, y en periodo de lactancia. También en niños, así como en  personas con enfermedades hepáticas graves o con piedras en la vesícula.

 

Si os ha gustado esta información y creéis que puede ser interesante para otras personas, os animamos a que la compartáis. ¡Muchas gracias y hasta la próxima publicación!

 

 

Anuncios