Cómo preparar un ambientador natural para tu hogar

AMBIENTADOR NATURAL CASERO

 

mejor vivir mejor

 

preparar un ambientador-natural

 

En esta publicación vamos a ver cómo podemos preparar, de un modo muy sencillo, una colonia o ambientador  natural para nuestro hogar.  De este modo podemos hacer que nuestra casa tenga nuestro aroma favorito con ingredientes naturales.

Para su preparación sólo necesitaremos tres ingredientes.

 

Ingredientes y utensilios necesarios para elaborar un ambientador natural

– 100 ml de alcohol. Se podría hacer con agua, pero su conservación es menor.

– 10 ml de agua destilada.

– 3 ml de aceites esenciales (los aromas de aceites esenciales de lavanda, menta, romero, … son una garantía, pero también podéis elegir los cítricos, los de olor a madera, …). Recomendamos que los aceites esenciales sean puros y naturales, y no sintéticos. Notaréis la diferencia. En posteriores publicaciones daremos otras aplicaciones a los aceites esenciales (sobre todo cosméticas) y, aunque los olores de los aceites esenciales sintéticos puedan resultar parecidos, las propiedades no son las mismas. Los aceites esenciales son la base de la Aromaterapia y deben ser lo más naturales posible y sobre todo ecológicos.

– tarros de cristal, pulverizador o difusor en spray.

– cuentagotas o jeringuilla.

Se puede utilizar un único aceite esencial o mezclar varios. No es recomendable utilizar más de tres si no se tiene práctica con las mezclas de los aromas.

Si no se dispone de cuentagotas o jeringuilla para medir las cantidades, se puede tener en cuenta que una cucharada sopera equivale a 10 ml y una cucharilla de postre a 5 ml.

Si se desea realizar menos cantidad para empezar, y comprobar si os gusta el aroma resultante, podéis elaborarlo reduciendo los ingredientes en las mismas proporciones.

 

Elaboración de un ambientador natural

Su preparación es tan fácil que sólo se necesita mezclar los  tres ingredientes en un tarro de cristal y dejarlo reposar unos quince días, agitando el frasco diariamente. Se puede realizar la mezcla directamente en el pulverizador o dosificador que vayáis a utilizar posteriormente. En cualquier caso se recomienda que todos los recipientes que se utilicen sean de cristal y no de plástico.

Una vez transcurridos los quince días ya tenemos listo nuestro ambientador natural.

Dependiendo de los aceites esenciales que se  utilicen se conseguirán unos efectos diferentes:

. Relajación antes de ir dormir: lavanda, bergamota, manzanilla romana, Ylang-Ylang.
. Mejorar la concentración de los estudiantes:  romero, salvia, laurel, limón.
. Estimular en situaciones de cansancio:  abeto, pino, menta, hierba buena.Eliminar el estrés:  mejorana, ciprés, enebro, naranja, orégano, cedro.
. Ahuyentar a los mosquitos:  citronella, eucalipto, geranio de Egipto, árbol del té.
. Crear un ambiente relajado en casa:  clavo, nuez moscada, anís, alcanfor, comino.

Esperamos que os haya gustado nuestro consejo y aprovechamos para comentar que, si habéis elegido el aceite esencial de romero como uno de los aceites esenciales podréis aprovecharlo en uno de nuestros próximos consejos de Aromaterapia, en el que prepararemos un macerado de aceite de romero al que le vais a poder dar muchos usos.

¡Os esperamos!

 

ambientador natural- mejor vivir mejor

 

Anuncios